Kimia Alizadeh, la medallista olímpica iraní que huyó de su país por la opresión a las mujeres

Kimia Alizadeh
Kimia Alizadeh
EFE

La medallista olímpica iraní Kimia Alizadeh asegura, en un mensaje en Instagram, que ha huido de su país porque está harta de la opresión, de la injusticia y de la corrupción y solo desea el apoyo de sus seguidores y llevar una vida "segura, feliz y saludable" dedicada al taekwondo.

Alizadeh, medallista olímpica de su país con un bronce en Río 2016 y que cuenta con 413.000 seguidores en esa red social, según se indica en su perfil, acompaña su más reciente foto con un texto en persa en el que asegura que es "una de las millones de mujeres oprimidas en Irán, (cuyas autoridades) durante años han jugado conmigo como han querido".

"Me llevaron a donde quisieron. Me vestí como me dijeron. Repetí cada frase que ordenaron. Mis medallas las atribuyeron al velo obligatorio y lo atribuyeron a su manejo y sabiduría". El mensaje de la taekwondista se ha difundido en momentos de máxima tensión entre EEUU e Irán tras episodios como la muerte del general iraní Qasem Soleimaní en una operación estadounidense y el ataque con misiles por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán, en represalia, a una base militar en Irak con presencia de tropas estadounidenses.

Alizadeh niega haber huido por razones económicas o por una invitación desde Europa, mientras afirma que ha dado "la espalda" al poder y a la riqueza: "Yo soy un ser humano y quiero permanecer en la órbita de la humanidad". "En sus mentes machistas ¡siempre pensaban que Kimia es una mujer y no tiene lengua! Mi espíritu perturbado no encaja en sus canales económicos sucios y sus estrechos lobbies políticos. Yo no tengo otro deseo, más que taekwondo, seguridad y una vida feliz y saludable", agrega.

"Mis medallas las atribuyeron al velo obligatorio y lo atribuyeron a su manejo y sabiduría"

"Esta decisión -la de marcharse de su tierra- es aún más difícil que ganar el oro del olímpico", finaliza Alizadeh, quien reafirma su condición de iraní "dondequiera que esté" y expresa su confianza en el apoyo de sus seguidores: "No tengo más deseo que la confianza de ustedes"

En los últimos días, un entrenador de la federación neerlandesa, Mimoun El Boujjoufi, confirmó a la televisión pública NOS que Alizadeh lleva casi un mes entrenándose en la ciudad de Eindhoven, al sur del país. “Estaba de vacaciones en Europa, pero decidió junto a su pareja no regresar a Irán y ella es bienvenida aquí. Conocemos sus cualidades. Es una ventaja para el taekwondo de Países Bajos", dijo el técnico.

La deportista acudió este fin de semana a un acto celebrado en el aeropuerto de Eindhoven en honor a las víctimas del avión de Ukranian International Airlines derribado por un misil iraní, en el cual murieron sus 176 pasajeros. Una fotografía de Alizadeh en el acto circuló con rapidez por las redes sociales de Irán, lo que llevó a la deportista a publicar un mensaje en su cuenta de Instagram.

“Querida gente de Irán, no quería subir las escaleras de la corrupción y las mentiras. Nadie me ha invitado a Europa (…) en realidad he estado sufriendo las dificultades de la nostalgia porque no quería sentarme en la mesa de la hipocresía, la mentira, la injusticia y la adulación”, dijo la luchadora.

Alizadeh dijo que seguirá siendo “una hoja de Irán allá donde vaya” y le pidió a sus seguidores que le den ánimos “en este difícil camino” que ha tomado, pero no aclaró si va a pedir una solicitud de asilo para quedarse en Países Bajos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento