K.O. en el tercer asalto

Dos semanas. Eso es lo que ha durado en prime time Hermanos de sangre, la gran superproducción que los programadores de ETB-2 nos vendieron hace nada como el no va más. Incluso Félix Linares hizo una presentación de la prestigiosa serie como si fuera uno más de los estrenos de La noche de… Horario estelar, a las diez de la noche del domingo. Pero tras dos semanas de impaciencia, el público ha hablado y los programadores han enviado al ostracismo del horario nocturno a este, más que digno, producto sobre la II Guerra Mundial. Es lo de siempre, no dan tiempo a la gente a engancharse. Puede que los que ‘entienden’ de esto tengan bien estudiado que si al tercer capítulo de lo que sea no hay una gran audiencia, es que el producto no funciona. Pero no tienen en cuenta que algunos somos algo lentos al subirnos a determinados caballos, y todavía más cuando al intentarlo nos damos cuenta de que han desaparecido. En breve no quedará ni rastro de la serie. Al tiempo.