La sexóloga y los hongos

La sexóloga Pilar Cristóbal contesta en su sección que las "tricomonas son unos hongos que tienen la mala costumbre de lanzar esporas (tricomonas microscópicas que están listas para arraigar en cuanto encuentren terreno propicio). Por eso pueden contagiarse en un váter, una piscina, en duchas, gimnasios y cualquier lugar dónde haya gente semidesnuda amontonada".

Pues bien las tricomonas son parásitos protozoarios unicelulares de forma ovalada, no son hongos, y por tanto no "lanzan" esporas por ningún sitio. Se transmiten a través de relaciones sexuales y va a ser muy difícil adquirirlas en los sitios que menciona la sra. Cristóbal, salvo que se mantengan relaciones sexuales, de cualquier tipo, mientras se utilizan. Desconozco a que se refiere cuando opina que puede contagiarse en "cualquier lugar dónde haya gente semidesnuda amontonada", pero pienso que tal y como visten nuestros jóvenes hoy, y tal y como están de llenas las discotecas, esas dos condiciones se cumplirían en esos locales y la tricomona, según ella, se pondría "las botas".

Es más, ni tan siquiera las enfermedades de transmisión sexual causadas por hongos, cómo la candidiasis genital, se transmiten cómo la sexóloga sugiere. Lo que si debe quedar claro es que para prevenir ambas y el resto de ETS lo fundamental es el uso de preservativo y de una buena higiene corporal. Un poco de seriedad, consulten a un experto (o, aunque sea, a la Wikipedia) antes de responder a las preguntas sobre temas relacionados con la salud (o cualquier otro). Un diario debe contribuir a la información y formación de las personas no a todo lo contrario.

(*) Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.