Incomunicados en el barrio de Fuencarral

Soy usuaria de la Línea 66, o mejor dicho, era, puesto que funciona realmente mal, y más ahora con la que se ha liado tras el corte de la Línea 10 de Metro desde Plaza Castilla a Fuencarral. El servicio especial (SE) tarda una hora en llegar a Plaza Castilla y sólo hace tres paradas. Han quitado coches de las líneas 66 y 137 para ponerlas como SE.

La media de espera en la parada va de 40 a 60 minutos y, por fin, cuando llega el autobús, no para. Hago un llamamiento a los sufridos usuarios para que pongan reclamaciones a la EMT. Tienen que dar una solución eficaz.