A Viviana Moreno (sobre inmigración)

No critico la inmigración, sino la violenta masificación diaria de la misma que ocurre hoy por hoy, de la que los mismos inmigrantes salen perjudicados, como los subsaharianos que abandonan los soldados marroquíes en pleno desierto o aquellos otros, ya en España, que ven cómo se frustran sus expectativas en rincones perdidos de las ciudades o del campo. No critico a los que se buscan la vida honradamente y legalmente, quienes verdaderamente necesitan emigrar sin dejar en su país otro empleo y que ocupan aquello que a los españoles no les interesa, sino a aquellos que usan y abusan de la hospitalidad de un país democrático y no aceptan sus leyes.