Medidas para las crisis

Leo con indignación y desespero las medidas anticrisis de los partidos políticos que nos rodean. Medidas ridículas tales como disminuir las ayudas del comedor escolar, reducir las prestaciones por desempleo, reducir los costes por los despidos. Si a estas medidas le sumamos la situación actual de miles de curritos y las subidas correspondientes el próximo 2010, ¿qué nos queda? ¿Vivir debajo de un puente o robar por desesperación al ver a nuestros hijos pasar hambre? ¿O debemos salir a la calle en protesta unánime, como pueblo unido para que se nos escuche de una vez por todas? Aunque, quizá, no se haga eco de nuestra voz, como el pasado sábado, donde miles de personas se manifestaron por una salida justa de la crisis. Yo se lo digo a todos los partidos políticos: esperen mi voto sentados, amigos.