Columpios inseguros

El día 2 de junio estuve con mi hija en un parque de L'Hospitalet, entre Santa Eulàlia y la avenida Carrilet. Me estaba columpiando con mi hija, que tiene 2 años, y es todavía pequeña para subirse sola cuando se me acercaron dos agentes de vigilancia de los parques y me pidieron que bajara porque es para niños.

En ese parque no hay columpios para niños tan pequeños. Pensé que se trataba de una broma y les señalé el hecho obvio que llevaba una niña pequeña en brazos. Los agentes me respondieron que por la seguridad no está permitido que los adultos se monten en los columpios porque no aguantan mi peso.

Peso 52 kilos y mi hija, 12. Así que expresé mi preocupación por la seguridad de los equipamientos, que en principio tendrían que aguantar más de 100 kilos de peso, y que dos niños de 7-8 años pueden llegar a pesar lo mismo que mi hija y yo. A esto los agentes respondieron que era su obligación informarme de este reglamento (que no está escrito en el columpio) porque hay gente que está vigilando.