Objeción a EpC

Creo que se ve el acoso y el sufrimiento que estamos soportando los padres que hemos objetado a la asistencia de nuestros hijos a esa asignatura, defendiendo nuestro derecho a educar, que por cierto está avalado por muchísimas sentencias.

La ministra de Educación, que colgó un vídeo antes de que se pronunciara el Tribunal Supremo congratulándose de la sentencia favorable de dicho tribunal a la asignatura de EpC, amenaza con suspender a los jóvenes, cuyos padres, únicos depositarios del derecho a decidir sobre la formación moral de sus hijos, hayan objetado a la asignatura.

La amenaza es el único recurso que tienen los que no tienen razón. Y los que defendemos el derecho a objetar a EpC, amparados por la Constitución, tenemos la razón y ésta es siempre superior a la coacción. Defendamos nuestra razón con la objeción