El Estado no tiene que hacer de padre

Está claro que el comportamiento de Zapatero ante la crisis y, en particular, su ayuda a los bancos y su desgravación a los más ricos, no ayuda a resolver el problema.

Pero el programa Tengo una pregunta para usted ha puesto también crudamente de relieve que algunos creen que el Gobierno es un padre omnipotente que puede y debe resolver todos sus problemas personales.

Aquí habría que aplicar en buena parte el famoso dicho de Kennedy: «No te preguntes lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país». Por el bien de todos, empezando por el de que debiera hacerse esa pregunta.