Ahí tienes la puerta

Tengo un hija, soy el padre, y mi madre era la que cuidaba de ella hasta que enfermó. Yo, al ser el que menos ganaba, tuve que exponer en mi empresa la situación. Para poder recoger a la niña en la guardería necesitaba trabajar las ocho horas del tirón.

Me contestaron que si lo hacía durante un mes, vale, pero que si era algo definitivo, imposible. Así que dejé el trabajo. Ahora estoy buscando otro empleo y, al decir que debe ser sólo de mañana, nadie me llama, claro. G. M.

Mala suerte la mía, mi empresa no sólo no hace conciliaciones, además explota y acosa a los empleados que le bailan el agua al jefe. A ver  cuándo alguien se anima a publicar el listado de las empresas que acosan a sus trabajadores.  M. W.

En mi empresa la conciliación se reduce a 70 euros  anuales para gastos escolares, esa es toda la ayuda al respecto. G. García.