Verano en Auvasa

Sí, hace frío en el autobús. Esperaba que al ya concluir este verano dejaría de congelarme en el bus y de bajarme de él con dolor de garganta, y me encuentro con que siguen poniendo el aire acondicionado y me sigo helando.

Hace unos días lo cogí porque en la calle hacía frío, y resulta que dentro hacía más. Y que no me digan que me tengo que poner una chaqueta, porque ya la llevo, y llevo calzado cerrado, y pantalones vaqueros, y aun así sigo notando que el aire me llega a chorro y que la gente a mi alrededor se queja de frío.

No sé si no sabrán que no es nada buena una corriente de aire helado directa en los oídos (¿qué me pongo en este caso, orejeras?).

Me gustaría leer en esta sección la opinión de algún médico, porque esto no es una cuestión de confort, sino de salud.