Latbus, en contra

Unos trabajadores exigen mejores condiciones usando uno de sus derechos, la huelga, y todos en contra.
Nadie tiene en cuenta las horas que trabajan, los días festivos, el salario, las vacaciones... Ya se ha dictado sentencia: culpables. No la empresa, que está forrada y que «pagará» el aumento de sueldo con subidas en los billetes.

No el Ayuntamiento, que debería subvencionar los viajes para que fueran gratuitos o a un precio simbólico (¡qué locura!), no, no, culpables los trabajadores. Esos egoístas que no piensan en los demás. A callar y a pringar como todos. Bueno, os dejo, que empieza Gran hermano...