Impuestos caros en Girona

Hace unos días me encontré con un amigo, jubilado como yo, que estaba muy indignado con el Ayuntamiento de Girona. ¿Motivos? Desde que vive en su casa, el Ayuntamiento le ha subido los impuestos en casi un 300%. Comentaba que «tiene la sensación de que la casa es del Ayuntamiento y de que él vive por el alquiler que paga a la entidad». El segundo es que, con motivo del estreno de una polémica película de cine, empresas promotoras han enviado al Consistorio centenares de boletos que rebajaban las entradas del cine para ver el film. Con todos los costos pagados, el Ayuntamiento, ha enviado estos boletos a todas la bibliotecas y centros públicos de la ciudad. Comprendí su indignación. En casos como estos, no pagar unos impuestos abusivos, ¿podría estar justificado?