La brutal reacción de un trabajador tras ser despedido

La brutal reacción de un trabajador tras ser despedido

27.04.2016 - 17:29h

Ni corto ni perezoso, un trabajador ruso recién despedido pilló las llaves de una excavadora, la puso en marcha y se fue de parranda con ella. Su objetivo: un trimotor Yak-40 (valorado en cinco millones de euros) de la aerolínea UTair. que es víctima de la ira de este zar de la destrucción. ¡¡¡Menudo estropicio!!!

(Only in Russia / TWITTER)