La brutal reacción de un trabajador tras ser despedido

La brutal reacción de un trabajador tras ser despedido

27.04.2016 - 17:29h

Ni corto ni perezoso, un trabajador ruso recién despedido pilló las llaves de una excavadora, la puso en marcha y se fue de parranda con ella. Su objetivo: un trimotor Yak-40 (valorado en cinco millones de euros) de la aerolínea UTair. que es víctima de la ira de este zar de la destrucción. ¡¡¡Menudo estropicio!!!

(Only in Russia / TWITTER)

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios