La máscara de Puigdemont

La máscara de Puigdemont

Carmelo Encinas
CARMELO ENCINAS DIRECTOR DE OPINIÓN DE 20MINUTOS

La mentira no tiene como dicen las patas tan cortas. No al menos en estos tiempos de la llamada posverdad cuyo principal exponente en España es el soberanismo catalán. Con las patas de la mentira cabalgó hasta Bruselas el ex presidente Puigdemont para exacerbar allí sus falacias y llevarlas a límites delirantes.


Sería un error el despreciar los efectos de las mentiras por obvias que nos parezcan. Se equivoca quien no admita que sus embustes han hecho fortuna hasta lograr implantarse en los ámbitos más permeables y menos reflexivos. Instauraron internamente el ‘España nos roba’ con alto grado de éxito e incluso la creencia de que Cataluña podía alcanzar la independencia por la vía de los hechos consumados sin coste alguno. Vimos después cómo al desafortunado operativo policial del 1 de octubre le atribuyeron un balance de  casi un millar de heridos que no aparecían por ninguna parte y asistimos ahora al supuesto éxito de una huelga general que apenas secundó nadie.Y qué decir del despropósito de presentar a España ante el mundo como una dictadura neofranquista. Hablan de las acciones judiciales contra quienes propugnaron la proclamación de la República catalana como una represión de las ideas políticas  y no de los delitos en que incurrieron.


Por fácil que resulte desarmar tales patrañas sus efectos quedan. Si, como van afirmando, la Justicia española actúa contra las ideas , qué explicación tendría el que el independentismo se manifieste libremente en la calles y no estén encarcelados personajes que las expresan con tanto énfasis como Joan Tardá o Neus Lloveras, quien dedica su vida al soberanismo y no a la alcaldía de Vilanova i la Geltrú,  por la que  cobra. La realidad es que nadie les persigue ni regaña, ni siquiera a ese aspirante a campeón de los cretinos llamado Gabriel Rufián empeñado en discutir con cualquier periodista que le haga preguntas que es incapaz de responder.


Con su relato falaz sigue Puigdemont  campando en Bruselas donde vende la moto de los ‘presos políticos’ confundiéndolos deliberadamente con los  ‘políticos presos’, concepto que se ajustaría a una realidad que rehúye. Presos que, según manifestó en aquella juerga de los doscientos alcaldes, que aún no sabemos quien pagó, "están siendo maltratados". Ni siquiera los abogados de los encarcelados han llegado tan lejos.

Sus amistades peligrosas ponen blanco sobre negro el auténtico fondo ideológico


Cualquier mentira vale si contribuye a la causa, vale incluso el buscar apoyos en los partidos de la extrema derecha belga, o en los ultras flamencos con afectos  filonazis. Un movimiento desesperado con el que asumen, sin embargo, un alto riesgo. "Dime con quién andas y te diré quién eres", sus amistades peligrosas ponen blanco sobre negro el auténtico fondo ideológico del nacionalismo independentista.


Ni progresista ni europeísta ni democrático. En las próximas elecciones los catalanes podrán ver algo más claro las zarpas  del  supremacismo y los tintes totalitarios que subyacen en su propuesta. La máscara de Puigdemont empieza a  caerse a trozos.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/opiniones/carmelo-encinas-columna-mascara-de-puigdemont-3183759/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información