Irak en calma antes de las elecciones; Bush reconoce errores

Irak en calma antes de las elecciones; Bush reconoce errores

Irak en calma antes de las elecciones; Bush reconoce errores
Reuters (Reuters)
Ampliar
BAGDAD (Reuters) - Las fuertes medidas de seguridad y una tregua informal de los rebeldes casi reprimían el miércoles la violencia esporádica en Irak, el día antes de unas elecciones que el presidente estadounidense, George W. Bush, dijo que atraerían a los árabes suníes y aislarían a los insurgentes.

Bush dijo también en un discurso desde Washington que asumía las culpas por ir a la guerra de Irak basándose en información de inteligencia falsa pero aseguró que fue acertado derrocar a Sadam Husein e instó a los estadounidenses a que sean pacientes.

La calma general se vio afectada sólo por unos pocos ataques concentrados en el norte de Irak y por las protestas de los religiosos chiíes contra lo que percibieron como un insulto a su líder espiritual, el ayatolá Alí al Sistani, en la televisión Al Yazira.

Las protestas chiíes en el sur de Irak pusieron de manifiesto las tensiones sectarias que ensombrecen las elecciones parlamentarias del jueves.

En la ciudad de Nasiriya los manifestantes incendiaron la oficina de campaña de Iyad Alawi, un líder secular que ha preparado un fuerte desafío al bloque chií gobernante.

Al Qaeda en Irak prometió en Internet desestabilizar unas elecciones que llamó un matrimonio 'democrático' de ateismo y fornicación.

Sin embargo el grupo dirigido por el extremista jordano Abu Musab al Zarqawi no llevó a cabo ninguno de sus habituales atentados suicidas.

Una bomba colocada en el margen de una carretera y cuyo objetivo era una patrulla de seguridad iraquí mató a un niño en Samarra, según la policía, mientras un empleado del Ministerio de Comercio murió tiroteado en el pueblo de Baiji y otra bomba en una carretera mató a dos policías e hirió a tres en Mosul.

Entre la calma impuesta por cortes de tráfico de tres días, el cierre de fronteras, la fuerte presencia policial y el cierre de lugares de trabajo, algunos iraquíes se mostraban optimistas ante unas elecciones que completarán el calendario estadounidense para establecer estructuras democráticas en Irak.

En las elecciones del 30 de enero, boicoteadas por los árabes suníes, los insurgentes mataron a unas 40 personas en ataques con bomba y tiroteos.

BUSH ASUME CULPAS

Mientras Irak se preparaba para las elecciones, Bush dijo que Estados Unidos se quedará en ese país 'hasta que se logre la victoria' y defendió su decisión de ir a la guerra.

La administración Bush pregonó la existencia de armas de destrucción masiva en Irak como una razón para invadir Irak en marzo de 2003, pero tales armas nunca se hallaron.

'Es cierto que mucha de la información de inteligencia resultó ser errónea. Como presidente soy responsable de la decisión de ir a Irak y también soy responsable de arreglar lo que fue mal reformando nuestras capacidades de inteligencia y eso es justo lo que estamos haciendo', agregó.

Sin embargo, dijo, 'Mi decisión de derrocar a Sadam Husein fue la decisión correcta (...) Estamos hoy en Irak porque nuestro objetivo siempre ha sido más que el derrocamiento de un dictador brutal'.

La admisión de Bush fue significativa ya que con poca frecuencia asume errores.

Bush se enfrenta a una baja popularidad y al poco respaldo de sus compatriotas hacia la guerra. Los críticos cuestionan las razones de la invasión de 2003 y se preguntan cuándo volverán los 160.000 soldados que están en Irak.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/73057/0/IRAK/RESUMEN/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios