¿Qué es el clítoris y dónde está?

Sexo verano
Sexo verano (ARCHIVO)

Este órgano cuyo nombre en griego quiere decir “llavecilla” es efectivamente la llave del placer femenino.

Ha sido el gran desconocido de la anatomía hasta hace apenas treinta años, quizás porque el placer femenino, al no estar asociado a la reproducción, no era importante en la mentalidad de los patólogos, pero gracias a los estudios del “Colectivo femenino de Los Ángeles” sabemos algo más de este conjunto de tejidos en los que reside el orgasmo femenino.

Su tamaño y forma es muy variable de una mujer a otra
El exterior del clítoris, que está rodeado por los vellosos labios mayores, es fácil de distinguir, ya que sus estructuras externas no están cubiertas de vello.

Estas estructuras son las que se hinchan cuando se produce la excitación sexual.

Empecemos por los labios menores que son pliegues paralelos situados en el interior de los labios mayores, en la parte superior donde se encuentran los labios mayores y los menores existe uno o dos pequeños pliegues en forma de uve.

Las estructuras de los labios menores varían mucho del estado de reposo al de excitación, cambian sobretodo de volumen y color, no son excesivamente sensibles pero su elasticidad permite que las estructuras internas del clítoris puedan expandirse hacia el exterior cuando se cargan de sangre.

Su tamaño y forma es muy variable de una mujer a otra, tanto que se ha llegado a decir que los labios menores son tan personales como las huellas dactilares.

El glande situado en la zona superior de los labios es la zona más sensible y sus variaciones son apreciables a simple vista; en estado de relax apenas se divisa enterrado bajo los pliegues de su capuchón pero en estado de excitación puede llegar a triplicar su tamaño.

Por debajo de éste es posible percibir el tallo colocando los dedos inmediatamente debajo del glande y moviéndolos de derecha a izquierda.

El tallo se siente como un cordón de goma redondo y no muy recto, se mueve fácilmente cuando se presiona sobre él. Por encima encontramos el capuchón que se corresponde con el prepucio masculino, esta formado por la conjunción de los labios mayores y los menores.

Tiene una gran importancia en la estimulación directa del glande del clítoris
Tiene una gran importancia en la estimulación directa del glande del clítoris. Por debajo del pubis los huesos pélvicos forman un espacio triangular, que por lo general es más ancho que el de los hombres.

El "triángulo" y sus músculos

Durante el parto, la criatura atraviesa este espacio. Dos pares de músculos largos y finos forman la salida o canal del parto: los músculos isquiocavernosos, situados a los lados de los huesos pélvicos, forman los dos lados del triángulo, con el glande del clítoris en su vértice superior, y los músculos perineales transversales, se extienden lateralmente desde el perineo y conectan formando la base del triángulo.

Un tercer par de músculos, los bulbocavernosos, también se extienden desde el glande del clítoris dentro del triángulo, descienden por debajo de los labios mayores y conectan con el perineo.

Se notan perfectamente cuando se aguantan las ganas de orinar o de defecar. Después del orgasmo, se contraen rítmicamente, oprimiendo todos los tejidos del clítoris y los tejidos y músculos subyacentes.

Bajo la capa de músculos se encuentra una capa de tejido eréctil y sus correspondientes vasos sanguíneos, el clítoris tiene dos tipos de tejido eréctil, uno más firme y otro más elástico, durante la excitación, ambos se tornan más sólidos y sirven para mantener la erección.

La sangre que va llenando estos intrincados laberintos de venas y arterias casi capilares, procede de arterias más grandes.

Las raíces del clítoris son unas largas y delgadas bandas de tejido que se extienden desde el tallo a lo largo de los dos huesos que forman el pubis.

La que está inmediatamente debajo de los labios mayores es la que tiene el tejido más sólido y elástico, la otra se extiende por la parte interior del músculo y por la parte superior externa del tercio medio de la vagina.

Es una almohadilla de tejido blando que puede ser localizada fácilmente introduciendo los dedos en la vagina y presionando hacia delante contra el hueso púbico, rodea la uretra, posiblemente para protegerla de la presión de la actividad, recibe el nombre de esponja uretral y en algunos libros se la llama punto “G”.

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca el número gratuito 900 20 20 26 y clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores. Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/262799/0/sexo/verano/pilar/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios