El alcalde de Barbate exige una solución provisional "inmediata" que permita pescar boquerón hasta final de mes

El alcalde de Barbate exige una solución provisional "inmediata" que permita pescar boquerón hasta final de mes

Opina que es "una puñalada trapera" del Ejecutivo, que no ha tenido en cuenta el "esfuerzo" de los pescadores al autoimponerse un tope

El alcalde de Barbate (Cádiz), Rafael Quirós (PSOE), reclama al Ejecutivo central una "solución provisional inmediata" que permita al sector pesquero seguir capturando boquerón durante 15 ó 20 días más, por ser el periodo en que esta pesca resulta "realmente rentable" para la flota. Asegura que esto es posible, máxime cuando el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha ordenado cerrar la cuota en el Golfo de Cádiz como "medida precautoria", es decir, sin apoyarse en datos que "constaten" que está cubierta.

En declaraciones a Europa Press, Quirós ha "lamentado las formas, además del fondo", ya que la noticia se comunicó "mediante un fax remitido a las cofradías de pescadores a las tres de la tarde del día 15, que era fiesta" y, además, "sin saber realmente si la cuota se ha cubierto ya o no", ha insistido.

Explica que es ahora cuando verdaderamente interesa pescar boquerón, ya que el precio de la caja puede rondar los 40 euros. Ya en septiembre el valor de la caja puede caer hasta los tres euros, en parte por la entrada de boquerón de terceros países.

Unos 30 barcos de Barbate se han visto afectados por la medida, poniendo "en peligro" numerosos puestos de trabajo —sólo en empleos directos se superan los 500—. Pese a que el plan de pesca establece que pueden pescar 3.000 kilos por barco y día 180 días al año, los pescadores sólo han podido capturar boquerones dos meses —junio y julio— antes de que el Ministerio haya procedido al "cierre precautorio" de la cuota.

Cabe tener en cuenta que los barcos faenan sólo cuatro días a la semana y siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. A todo ello, hay que sumar que "hace un mes", "en un ejercicio de responsabilidad" y para evitar que precisamente pudiera agotarse la cuota, los barcos procedieron a "autoimponerse un tope" por debajo de lo que establece el plan de pesca.

Así, los barcos de poniente podrían pescar hasta 1.500 kilos diarios y 1.800 los de levante por ser de mayor tamaño, esto en lugar de los 3.000 a los que están autorizados según el plan pesquero 2010-2012 que está en vigor, puesto que no ha sido derogado.

Argumenta que el impacto de esta medida sería menor si pudieran pescar boquerones hasta final de mes, cuando la especie es "rentable". Esto les permitiría ganar lo suficiente para "comer unos meses". Y es que, al interrumpirse ahora la pesca, los trabajadores "se quedan sin paro y sin ayuda, ya que no han podido tener los meses de cotización suficientes". Por ello, opina que la actuación de la Administración central "no ha sido leal", llegando a calificarla de "puñalada trapera".

No repetir los mismos errores

En cualquier caso, Quirós asegura que "no se trata de buscar culpables, sino soluciones inmediatas" que permitan paliar la situación y prolongar la actividad hasta al menos final de mes. Entre otras posibilidades, apunta a la búsqueda de cuota en otros países, como Portugal, o en las pesquerías de otras regiones de España. Se trata de una labor que corresponde al Gobierno central, aunque el Ayuntamiento ha pedido a la Junta de Andalucía que medie en el asunto pese a no tener las competencias.

Una vez se solvente esta situación puntual, aboga el alcalde por buscar soluciones más a largo plazo que tengan en cuenta el tamaño de las flotas, el volumen de capturas o los puestos de trabajo para que no vuelva a pasar lo mismo el año próximo.

Además, ha planteado en esta línea una "curiosidad" del sector, al que "nunca se le ha aclarado en qué estudio se basan la Unión Europea (UE) y el Gobierno de España para fijar la cuota que imponen en el Golfo de Cádiz" para el boquerón, que es de 3.900 toneladas al año. Esta situación se contrapone a la del atún rojo, cuyos límites de captura vienen impuestos en base a estudios específicos del ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) y del IEO (Instituto Español de Oceanografía).

Invitación a damanaki

El alcalde barbateño ha querido dejar claro que "estamos por el cumplimiento de la Ley" y a favor de que se respeten las cuotas, ya que "vivimos de esto y somos los primeros interesados en cuidar nuestro caladero y que sea sostenible", siendo el tope autoimpuesto por la flota un "claro ejemplo" de ello.

Por ello, el alcalde asegura que van a cursar una invitación a la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, para que visite Barbate y "vea los problemas que tenemos aquí". Ve necesario que la responsable europea compruebe que se trata de un pueblo que basa en la pesca entre el 70 y el 80 por ciento de su economía y vea cómo le afectan algunas de las decisiones que se vienen adoptando.

El objetivo y "se dé cuenta de que aquí no queremos esquilmar caladeros ni cargarnos las especies, sino al revés, que somos los primeros interesados en que se mantengan". También buscan que las medidas que se impongan en el futuro tengan en cuenta la realidad de la zona.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1565171/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios