Las claves de la crisis de deuda: bono alemán, prima de riesgo, agencias de calificación...

Líderes de la UE
La canciller alemana, Angela Merkel, conversa con el Presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, en presencia del primer ministro saliente de Bélgica, Yves Leterme, y el Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet. (EPA/OLIVIER HOSLET)

Los cambios de Gobierno en Grecia e Italia no parecen haber calmado los voraces mercados y las primas de riesgo -sobre todo la española e italiana- siguen escalando hacia niveles peligrosos y a los países en dificultades les resulta cada vez más caro colocar su deuda.

Para navegar en las claves de esta crisis de deuda que azota Europa repasamos los términos fundamentales para intentar comprender lo que ocurre.

La importancia del bono alemán

La economía alemana se ve como una de las más seguras de toda Europa y se considera que es uno de los países que mayor seguridad financiera aporta. Por eso la rentabilidad de su deuda se toma como punto de partida para medir el resto.

Un ejemplo práctico: cuando leemos que "el diferencial con el bono alemán cierra en 230 puntos" significa que España paga un 2,30% más que Alemania por la misma financiación, tal y como se explica en Plan General Contable.

La prima de riesgo

Cuando leemos que la prima de riesgo se dispara, significa, en resumidas cuentas, que los inversores (cuyo conjunto conocemos comúnmente como "mercados") no se fían de que vayan a recuperar lo invertido. De ahí que el temor al contagio irlandés haya disparado la española.

La prima de riesgo es el interés adicional que los mercados requieren para comparar un activo poco seguro. La prima de riesgo equivale a lo que un país debe pagar de más por su deuda en comparación con el activo más seguro del mercado; es decir, si un activo de España cotiza un 5% y el de referencia cotiza un 3%, España tendría que pagar un 2% más, lo que equivale a 200 puntos.

El Tesoro, las Letras y los Bonos

Los Estados (el español no es una excepción) requieren financiación y ésta se busca en numerosos inversores. Como es lógico, una empresa o un particular no puede hacerse cargo de la financiación de un Estado entero, por lo que se divide en pequeñas cantidades que se reparten a su vez entre numerosos inversores hasta que se satisfacen las necesidades económicas estatales.

Las Letras y los Bonos salen a subastaLa forma de repartirlo es mediante Letras del Tesoro y Bonos y Obligaciones del Estado. Todos ellos salen a subasta y su precio de adquisición es inferior al importe que el inversor recibe en el momento en el que se le reembolsa. La gran diferencia es el plazo de vencimiento:

  • Letras del Tesoro: son inversiones a corto plazo, cuyos plazos de vencimiento oscilan de los 3 a los 18 meses. Los intereses son iguales a la diferencia entre el importe pagado al comprarlas y el que se recibe en el momento de su venta o amortización.
  • Bonos y Obligaciones del Estado: son inversiones a medio y largo plazo; mientras el Tesoro emite bonos a 3 y 5 años, las obligaciones son de diez, 15 o 30 años. Sus propietarios cobran sus intereses anualmente, lo que se conoce como “el cupón“, que es fijo mientras dure el Bono o la Obligación.

Las agencias de calificación

Son los cocos de los mercados, capaces de desestabilizar los mercados con sus valoraciones. Su labor es calificar la deuda de las administraciones públicas, establecer qué riesgo asume una persona por invertir en determinada administración. Siendo prácticos: igual que sabemos que un hotel de cinco estrellas es mejor que otro de una, las puntuaciones que dan estas agencias a las deudas dan una idea a los inversores para conocer cuál será la rentabilidad que obtendrán si apuestan por uno u otro emisor.

Cuanto mejor sea la calificación del Estado, más seguro será consideradoPara ello utilizan modelos econométricos en los que usan distintas variables como la deuda acumulada, la velocidad en devolverla, etc. que les sirven para valorar el potencial económico del sujeto analizado. Es decir, estos datos informan, por ejemplo, de si una inversión en un determinado producto financiero (letras del tesoro, acciones, etc) es arriesgada, analizando la posibilidad de que el inversor cobre los intereses y de que recupere el dinero una vez vencido el producto.

Cuanto mejor sea la calificación del Estado, más seguro será considerado y mayor garantías dará a los inversores, que esperarán una tasa de rentabilidad menor. Si la calificación es baja, el Estado deberá ofrecer una gran rentabilidad a los inversores para que estos decidan apostar por él. Las agencias no siempre aciertan, pero su opinión suele ser tomada en cuenta.

Más fotos relacionadas

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1219939/0/claves/crisis/deuda/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios