«¿A qué sabe el semen?»

?Puede producirse un orgasmo presionando la próstata? (Blanca N.)

La próstata masculina es parecida al punto G femenino, puede tener una respuesta orgásmica si se la presiona o se la manipula. Se encuentra a unos tres centímetros por encima de la cara frontal del recto, tiene la forma de un disco pequeño y firme.

¿Cómo se hace una penetración anal? (María)

Las reglas a seguir antes de practicar el sexo anal son: comunicarlo a la pareja, no hacerlo nunca por sorpresa; lubricar bien la zona, con agua, saliva o con los lubricantes que se venden en las farmacias tipo Gely (5 euros el tubo) o K-Y (10 euros el tubo); ampliar el ano previamente con el dedo corazón de la mano si la persona no realiza el coito anal con frecuencia; relajarse y empujar los músculos del ano hacia fuera; nunca hay que introducir objetos o el pene en el ano a la fuerza, lo mejor es sujetarlos firmemente y que la pareja que va a ser penetrada empuje hacia atrás.

¿Qué es el pseudocoito? (L. M. Z.)

Se llama así a la técnica de conseguir el orgasmo frotando el pene con cualquier zona del cuerpo de la pareja. Las zonas más usadas son: la axila, los muslos, las nalgas y los senos (se le llama ‘cubana’).

¿A qué sabe el semen? (L. Ramírez)

La consistencia, el sabor y la cantidad de lo eyaculado varían de unos hombres a otros. El sabor está determinado por la alimentación. Amargo: consumo de tabaco, marihuana o alcohol.

Agrio: carnes rojas, espárragos, repollo, brécol, espinacas y complejos vitamínicos. Suave, casi sin sabor: verduras frescas, ensaladas verdes y apio. Dulce: arroz, patatas, hidratos, pasteles, helados y bebidas azucaradas.