Legitimar la ocupación

Las personas que pudimos conocer Irak y a su gente poco antes de la invasión no olvidaremos nunca a un pueblo generoso, culto, orgulloso, castigado por el embargo internacional y la dictadura. La ocupación no ha hecho más que violar todos los derechos básicos del pueblo iraquí. L@s iraquíes tienen el legítimo derecho de gobernarse a sí mismos y de gestionar democráticamente su futuro y esto solamente es posible hacerlo acabando con la ocupación para que el pueblo iraquí pueda recuperar la libertad.