Resacón en Las Vegas

Resacón en Las Vegas - Cartel
Título V.O.:
The Hangover
Año de producción:
2009
Distribuidora:
Warner Bros. Pictures International Spain
Género:
Comedia
Clasificación:
No recomendada menores de 18 años
Estreno:
14 de agosto de 2009
Director:
Todd Phillips
Guión:
Jon Lucas, Scott Moore
Música:
Christophe Beck
Fotografía:
Lawrence Sher
Intérpretes:
Jeffrey Tambor (Sid Garner), Heather Graham (Jade), Justin Bartha (Doug Billings), Bradley Cooper (Phil), Ed Helms (Stu), Zach Galifianakis (Alan)

Fotogramas de la película

Sinopsis

A Doug le quedan dos días de soltería y, como manda la tradición, sus amigos le han preparado una fiesta de despedida. El novio viaja a Las Vegas junto a sus dos colegas, Phil y Stu, y su futuro cuñado, Alan, para pasar una noche inolvidable. Sin embargo, a la mañana siguiente los amigos se despiertan en una suite destrozada, sin recordar nada de lo sucedido y, lo que es peor, sin Doug. Estos tres juerguistas tienen el tiempo justo para intentar reconstruir su noche loca y encontrar al novio.

"Resacón en Las Vegas" es una comedia gamberra que sigue las peripecias de cuatro amigos en su noche más salvaje. Se trata de la última propuesta de Todd Phillips, un realizador que se ha especializado en el género con títulos como "Road Trip (viaje de pirados)" o "Starsky and Hutch". Phillips, como el resto de responsables, explota al máximo el filón de los tópicos sobre las despedidas de soltero, pero esta vez le añade misterio. Así, los flashbacks hacen que el espectador descubra lo sucedido esa noche al mismo tiempo que sus personajes.

Bradley Cooper (De boda en boda) encabeza un trío de peligrosos amigos que completan Ed Helms (Atrapado en un pirado) y Zach Galifianakis (Hacia rutas salvajes). El novio y víctima de su propia despedida de soltero se llama Justin Bartha y le hemos visto en las dos entregas de aventuras de "La búsqueda". También intervienen Heather Graham, la divertida protagonista de "Los líos de Gray", y Sasha Barrese (Una rubia muy legal).

Crítica

La comedia gamberra generacional no tiene porque ser uniceja, mononeuronal y forozosamente soez. No hacen falta gracietas escatológicas ni majaderías hormonales del año de la polka para ganarse el favor de la taquilla. Hay alternativas al humor rancio, se puede tentar la audacia de parecer inteligente o incluso de serlo sin que el público te de la espalda. He aquí una prueba, una contundente evidencia. "Resacón en Las Vegas" es de esas películas que espatarran al público entre las butacas con buenos argumentos, haciendo cosquillas donde más difícil es restirse. Todd Phillips está sembrado, tiene un excelente guión entre manos, un fenomenal enredo masculino en el desmadre sin cuartel de una noche de colocón en Las Vegas, pero la comedia empieza justo después de la fiesta, y el despiporre nocturno es sólo una nebulosa en la amnésica resaca de los cuatro protagonistas.

Phillips nos ahorra los vómitos, las diarreas, los barriles de alcohol, los canutos y los gags erótico-festivos más rancios, y lo hace porque su comedia empieza justo donde otras acaban. La elíptica juerga padre nos enfrenta a la tronchante incertidumbre del cómo, cuándo y porqué de la velada del desfase. Todo empieza con un resacón de caballo, una suite de hotel patas arriba, un tigre de Bengala en el cuarto de baño, una gallina, un bebé en el guardaropa, un amigo desaparecido y un chino desnudo en el maletero del coche.

Semejante escenario apocalíptico da pie a una retahíla hilarante de enredos y desenredos, de azarosa y divertida búsqueda de los porqués de aquel desaguisado después de un fiestón del que nadie recuerda nada. Contra pronóstico "Resacón en Las Vegas" se lo monta de alta comedia, derrochando ingenio y píldoras surrealistas (memorable el cameo cantarín de Mike Tyson) con los cuatro entrañables botarates en una carrera contrarreloj por recuperar la normalidad y devolver a tiempo al novio a su nido de amor para contraer matrimonio con su paciente novia después del descontrol de la despedida de soltero. El resultado es una de las comedias más desternillantes del año a lomos de un reparto de glamour discreto que se reivindica aquí a lo grande con el genial Zach Galifianakis a la cabeza. Una agradabilísima sorpresa.

Últimas películas del director Todd Phillips
Últimas películas del género Comedia