Agresión verbal

Trabajo desde los 18 años en una tienda de telefonía móvil para pagar mis estudios y he visto abusos de todo tipo. El cliente sabe que quien está tras el mostrador se juega el puesto de trabajo. He aguantado numerosas quejas. Siempre que sean hacia la empresa se soportan; no es justo, pero somos la «imagen» de dicha empresa.

Pero hoy he recibido una agresión verbal hacia mi persona sin justificación de una señora de mediana edad, teñida de rubio, pasada de kilos, y con un perrito de esos pequeñitos que suelen acompañar a ese tipo de señoras.

Y yo he aguantado estoicamente. Pero, ¿he actuado bien? ¿Cuál es el límite? Porque si ahora puedo entrar en la panadería y decirle a la dependienta que es muy fea, ¿me ha de dar el pan con una sonrisa? ¿Por qué tengo que mantener el respeto a alguien que me está agrediendo verbalmente sólo porque estoy detrás de un mostrador? Eso no estaba en mi contrato.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios