Evitar el desmantelamiento de la escuela rural debe ser prioritario

En el ejercicio de la política es sin duda necesaria una proyección futura de la sociedad que se gobierna. Una imagen a partir de la cual trazar el camino que se debe seguir. Pero para proyectar esa imagen es primero necesaria una certera visión del presente. Castilla y León es la mayor región europea en extensión, y posee un 60% de población rural, según estadísticas de la propia Junta. No parecen entender esto los gobernantes regionales cuando, aprovechando la coyuntura nacional, prosiguen con el desmantelamiento absoluto de la escuela rural con la concentración de los escolares en centros comarcales, paso inmediatamente anterior, a mi entender, a la destrucción del medio rural. La reflexión sobre este tema, no siendo esto poco, debe ir más allá del trastorno que sufren los escolares con los desplazamientos y con la adaptación a un nuevo entorno que, de no afrontarse con la madurez suficiente, desembocará en la mayoría de los casos en fracaso escolar.

Esta cuestión debe ser abordada, comprendida y resistida como parte de un proceso que llevará al fin del modo y del medio de vida de miles de personas, del cual nos privan nuestros gobernantes al no haber trazado ninguna vía alternativa. Es necesario entender que los efectos negativos de los recortes en Educación se multiplican exponencialmente en el medio rural, puesto que no solo afectan a la calidad de la enseñanza sino que originan procesos familiares que acaban por afectar a la sociedad y la economía locales. Hace muchos años que lo rural dejo de significar atraso e incultura. La conexión con el mundo exterior a través de las nuevas tecnologías es total y no existe el aislamiento salvo en contadas excepciones. Es más, el modo de vida rural se entiende en la actualidad como un modelo de desarrollo sostenible y, por tanto, deseable. Este es el presente de la región y es, por tanto, en lo que debe basarse su futuro. No basta con retener población sino que es necesario atraerla y la coyuntura económica se presta a ello. Se necesita inversión en educación y en sectores económicos que no necesiten cercanía física con clientes y proveedores. Esto no es descabellado, ya me dirán ustedes cómo, por ejemplo, la operadora telefónica O2 tiene su centro de atención al cliente en la India.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios