Miles de personas se concentran en la plaza Catalunya en Barcelona contra la sentencia