Sánchez rechaza "el insulto y la crispación"