PP insiste en el castellano como lengua vehicular