Ciudadanos y PP abandonan el Parlament