El precipitado 'sí quiero' después de sufrir un ictus