Buch dice que no hay datos objetivos para aplicar la ley de seguridad nacional