La posición de la alcaldesa de Móstoles se complica