La Policía británica busca al autor de un brutal atropello