Un incendio se ha desatado este lunes en la emblemática catedral de Notre Dame de París, "potencialmente relacionado" con los trabajos de renovación de la edificación. La cubierta ha quedado totalmente derrumbada tras ser pasto de las llamas, empezando por su emblemática aguja, una de las señas de identidad del templo parisino.