¿Cómo se vive en la ciudad más violenta del mundo?