Chen, la historia de esperanza entre los 73.000 contagiados por el coronavirus