La Princesa de Asturias brilla en su debut en los Premios