Johnny Depp, casi arruinado por sus gastos desmedidos