Los vecinos dan un voto de confianza al Gobierno y abandonarán