Carcedo apoya la ley de eutanasia como un derecho "libre de presión"