Un futbolista recibe dos amarillas en 10 segundos