El placer de morir en un videojuego
Imagen del juego 'James Bond 007: Nightfire'. AGENCIAS

Los usuarios de videojuegos disfrutan siendo los mejores, acabando con todos sus rivales y superando todas las pruebas que el desarrollador de cada título haya creado para ellos. Pero también lo pasan de miedo cuando les matan. Un estudio científico dice haber descubierto un extraño placer en los jugadores cuando son 'borrados del mapa'.

El estudio ha sido realizado por el investigador Niklas Ravaja, de MIND Labs, que ha realizado un seguimiento de las reacciones físicas y mentales de 36 personas ante el juego James Bond 007: Nightfire. Para ello utilizó electrodos y realizó un estudio de los gestos que realizaban los jugadores, llegando a la conclusión de que muchos de ellos disfrutaban después de que alguien les matase.

Según afirma Game Critics , el placer que algunos usuarios de juegos de acción en primera persona experimentan cuando les matan está relacionado con un sentimiento de liberación frente a la responsabilidad de mantener vivo a su personaje.

En juegos como el utilizado para el estudio, pero también en clásicos como Halo, Unreal, Quake, Call of Duty o Half Life, parecería normal pensar que el ser eliminado llevaría al jugador a sentir una gran frustración. Pero según el investigador cuando los sujetos a estudio veían morir a su personaje experimentaban un "incremento de las emociones positivas".

El autor del blog Collision Detection afirma que ese sentimiento de liberación puede deberse a cómo representan la muerte del personaje muchos juegos, como Halo. En éste, cuando matan al protagonista, se pasa de la primera persona a la tercera, pues la cámara da un paso atrás y se muestra la caída del personaje que estabas manejando. "Estoy muerto y mi cuerpo está ahí cayendo, flotando en el aire, mientras lo estoy viendo desde fuera, da mucha paz", afirma.