Videojuegos
Un hombre juega con una Nintendo DS CARBON NYC
El consumo de videojuegos sigue su crecimiento imparable en España y ha alcanzado los 1.454 millones de euros en el ejercicio 2007, según los datos proporcionados hoy por aDeSe (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento). Esta cifra representa un incremento de más del 50% respecto al año anterior.

Este enorme crecimiento hace que el consumo de videojuegos conforme el 54% del total del ocio audiovisual, situándose a la cabeza del mismo, por delante de la taquilla de cine, la música grabada y las películas de vídeo. Es decir, sólo la venta de software ya representa más que esas otras tres áreas del entretenimiento juntas.

En 2007 se vendieron más consolas que juegos, un hito histórico

Pero el dato más llamativo de 2007 es que las consolas vendieron un 53% más que en 2006 en nuestro país, marcándose un hito histórico al superar la venta de consolas a la de videojuegos. El número de unidades vendidas en España alcanzó 3.390.000 máquinas.

Este enorme crecimiento permite mantener las previsiones que señalan que el negocio se duplicará en un mínimo de tres años y un máximo de cinco. Puesto que el avance se ha producido de forma similar en toda Europa, España no ha variado su posición respecto a otros años y revalida el cuarto lugar en el consumo de software interactivo y venta de consolas, por detrás del Reino Unido, Alemania y Francia.

Otro aspecto que continua al alza es la inversión de videojuegos en publicidad. Durante el año 2007 la inversión total superó los 143 millones de euros, lo que supuso un incremento del 51% respecto al año anterior.

No todo es positivo

La Asociación cita dos puntos negativos que ensombrecen un poco las excelentes cifras globales, dos lacras para la industria que sin embargo no son nuevas: la falta de apoyo de las instituciones públicas y la piratería.

En la actualidad, hay 66 empresas desarrolladoras de videojuegos implantadas en España, 29 de las cuales realizaron 137 desarrollos durante el pasado año, el 34% para PC y el 29% para móviles, aunque cada vez se muestra más interés por el desarrollo para consolas. El problema es que el consumo de software español aún representa menos del 1% y, a diferencia de lo que sucede en países como Francia, no hay apoyo de los gobiernos e instituciones para que eso cambie.

En cuanto a la piratería, la FAP (Federación Anti Piratería) estima en 2 millones el número de videojuegos piratas adquiridos en el top-manta y locales durante el año 2007, mientras que un 20% de usuarios admite tener videojuegos pirata. Las pérdidas ocasionadas por la piratería superan los 150 millones de euros en el sector.

También se ha dado la lista de los 20 juegos más vendidos de 2007.