Emplean las células de pacientes con cáncer en tumores impresos en 3D para probar tratamientos

La investigadora examina una imagen microscópica de un tubo de un vaso sanguíneo rodeado de tejidos cancerosos.
La investigadora examina una imagen microscópica de un tubo de un vaso sanguíneo rodeado de tejidos cancerosos.
Reuters

Investigadores de Tel Aviv han impreso en 3D un tumor de glioblastoma único en su tipo utilizando células de pacientes que podrían potenciar nuevos métodos para mejorar el tratamiento del cáncer de cerebro.

El equipo de TAU ha creado lo que afirman ser el primer modelo en 3D del mundo completamente funcional de un tumor de glioblastoma mediante la bioimpresión en 3D del tejido canceroso y los tejidos circundantes que afectan su desarrollo.

El modelo personalizado permite a los investigadores probar la eficacia de nuevos fármacos en un entorno que imita con precisión el tumor y el cerebro de un paciente individual, y tiene el potencial de acelerar significativamente el desarrollo de nuevos fármacos para el cáncer de cerebro.

“Nuestra innovación nos brinda un acceso sin precedentes a tumores 3D que imitan mejor el escenario clínico, lo que permite una investigación óptima”, dijo el profesor Ronit Satchi-Fainaro, director e investigador principal del estudio. 

Examen de un modelo 3D de un tumor maligno, como parte de una investigación de cáncer cerebral.
Examen de un modelo 3D de un tumor maligno, como parte de una investigación de cáncer cerebral.
Reuters

El cáncer, como todos los tejidos, se comporta de manera muy diferente en una placa de Petri o en un tubo de ensayo que en el interior del cuerpo humano.

El glioblastoma, notoriamente fatal, es muy agresivo y representa la mayoría de los tumores cerebrales. El tumor se propaga de forma rápida e impredecible, lo que dificulta su tratamiento con los enfoques existentes, como la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Como tal, la esperanza de vida promedio de los pacientes diagnosticados con glioblastoma es de solo 14 a 15 meses.

Aproximadamente el 90% de todos los medicamentos experimentales fracasan en los ensayos clínicos porque el éxito del laboratorio no se reproduce en los pacientes. 

“El proceso en el que bioimprimimos un tumor de un paciente es que vamos a la sala de operaciones, extraemos tejido del tumor y lo imprimimos de acuerdo con la resonancia magnética del paciente”, dijo Satchi-Fainaro. 

"Luego, tenemos alrededor de dos semanas en las que podemos probar todas las diferentes terapias para evaluar su eficacia para el tumor específico y volver con una respuesta sobre qué tratamiento se prevé que sea el más adecuado".

En el futuro, Satchi-Fainaro espera que los novedosos modelos de tumores impresos en 3D de su equipo permitan el desarrollo de nuevos fármacos a un ritmo mucho más rápido de lo que es posible actualmente.

Avances en la impresión 3D en el tratamiento del cáncer

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, se prevé que las muertes por cáncer superen los 16 millones para 2040, una cifra que cuestiona la eficacia de los tratamientos actuales. 

Los investigadores y científicos están analizando cada vez más cómo la bioimpresión 3D puede ayudar al diagnóstico y al desarrollo de fármacos para pacientes con cáncer, y ya se han logrado varios avances en esta área.

Más recientemente, los científicos de Caltech y UC San Francisco descubrieron un nuevo método de terapia dirigida contra el cáncer mediante la impresión 3D.

Desarrollaron estructuras impresas en 3D cargadas de ADN, llamadas 'ChemoFilters', que tienen la capacidad de dirigir los medicamentos de quimioterapia hacia los órganos afectados y lejos de los tejidos sanos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento