Las claves para escoger el pescado: cómo evitar riesgos para la salud según la OCU

Hay aspectos que pueden indicarnos que el pescado es poco fresco, como el color de las agallas, el brillo de la piel o el aspecto de los ojos.

Peces en una pescadería
Peces en una pescadería
Electra K.Vasileiadou u
Peces en una pescadería

El pescado es un elemento clave en algunas de las dietas consideradas más saludables, como es la mediterránea propia de España. Y es que esta clase de animales no sólo constituyen un aporte excelente de proteínas sino que también contienen otros nutrientes como los ácidos grasos insaturados (por ejemplo, el famoso omega-3).

Sin embargo, también pueden ser una fuente de riesgos para la salud. Ciertas clases deben consumirse con moderación, ya que pueden tener concentraciones excesivas de tóxicos como mercurio; otras pueden desencadenar una intoxicación por histamina. Y siempre debemos asegurarnos de que la conservación sea óptima, ya que el pescado en mal estado puede originar problemas de salud graves.

Aspectos a tener en cuenta

Al respecto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece algunas pautas a las que siempre deberíamos atender al comprar pescado fresco, ya que nos permiten detectar cuándo una pieza podría estar en mal estado y entrañar riesgos para la salud.

Particularmente, desde esta entidad destacan:

  • El color de la agalla debe ser tirando a rojo, y nunca marrón.
  • Los ojos deberían verse vivos, brillantes y salientes, nunca hundidos.
  • Cuanto más tieso esté el pescado, mejor. Debe tener tacto terso y firme; con el paso de las horas, el rigor mortis se pierde y los tejidos se ablandan.
  • Debería brillar; cuanto más lo haga, más fresco estará.
  • El recubrimiento de la tripa debería verse completo y brillante. Por ejemplo, en el caso de la merluza, debería tener un color negro.

Adicionalmente, algunos signos en el establecimiento pueden indicarnos que se ponen en marcha buenas prácticas en la conservación del pescado y por tanto pueden ser motivo de confianza.

Por ejemplo, que el pescado esté envuelto en hielo o sobre una base de hielo; también, que no se apile en grandes montones y que se coloque en cajas sobre una superficie inclinada para facilitar la salida de líquidos. No debería haber fuentes de calor dirigidas al pescado (por ejemplo, focos de luz) y deberíamos ser precavidos siempre que se rocíe el pescado con agua, ya que puede enmascarar la falta de frescura.

Igualmente, el etiquetado debe contener una serie de datos que incluyen el nombre comercial, el método de producción pesquera, el nombre de la zona de captura o cría, el método de presentación (eviscerado, con o sin cabeza, cocido, fileteado, descongelado...) y el peso neto.

Precauciones en casa

Además de las precauciones a la hora de comprar las piezas, existen otras que deberíamos observar al llegar a casa, para maximizar la conservación y reducir el riesgo de infecciones e intoxicaciones.

Entre ellas está el retirar las vísceras lo antes posible, salvo en los casos en los que la preparación culinaria lo requiera. También, conviene lavar con agua por fuera y por dentro, limpiando bien la cavidad abdominal del pez.

Por último, se aconseja guardar el pescado en un envoltorio hermético, para evitar que se reseque o que se escapen sus jugos (posiblemente contaminando otros alimentos); el que no vaya a consumirse dentro de 48 horas, debe congelarse (en el congelador, el pescado azul llega a aguantar tres meses y el pescado blanco tres). Si el pescado no ha sido congelado al menos entre dos y cinco días, antes de consumirlo deberemos asegurarnos de que se ha cocinado por completo.

Referencias

OCU. Cómo reconocer el pescado fresco. Consultado online en https://www.ocu.org/alimentacion/carnes-pescados/como-elegir-pescado el 11 de marzo de 2024.

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter. 

Doble Check

¡Ya estamos en WhatsApp! Si quieres recibir en tu móvil toda la actualidad y las noticias más importantes del día, pincha aquí y únete a nuestro canal. Es un sistema gratuito, cómodo y seguro.

Logo de 20minutos
Redactor de Salud '20minutos'

Graduado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, trabajo como redactor de Salud dentro del equipo de Desarrollo de Audiencias para 20minutos. Comencé mi andadura en el periodismo haciendo prácticas y una beca en la sección de Última Hora de este medio, y tras graduarme en 2020 pasé por la sección de Cierre de la Edición en Papel. Además, tengo experiencia profesional como diseñador gráfico y web y como editor de vídeo. Mi gran pasión es la música, pero también me interesan áreas tan diversas como la literatura y las artes, las ciencias o la política, y soy un gran amante de los animales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento