Logo del sitio

Estos son los síntomas de la depresión psicótica, un trastorno que conlleva pérdida de contacto con la realidad

Las alucinaciones son un fenómeno incomprendido y estigmatizado.
Las alucinaciones son un síntoma psicótico típico
UNSPLASH

Los trastornos mentales son realidades muy complejas, que varían ampliamente de un paciente a otro. Por ejemplo, existen muchos tipos de depresión con características diferentes. Esto provoca que en ocasiones puedan ser muy difíciles de diagnosticar y de tratar con precisión.

¿En qué consiste?

La depresión psicótica es una forma grave de depresión en la que, junto a los síntomas clásicos de los trastornos depresivos, aparecen síntomas propios de los cuadros psicóticos.

De forma técnica, en psiquiatría la psicosis define una serie de manifestaciones clínicas que tienen en común una pérdida de contacto con la realidad por parte de quien las sufre.

No se sabe qué provoca exactamente la depresión psicótica, pero tal y como sucede con otros trastornos de características psicóticas se sabe que existe una cierta predisposición genética. Por ello, las personas que tienen antecedentes familiares de trastornos depresivos o psicóticos tienen mayor riesgo de sufrirla.

¿Cuáles son sus síntomas?

Como señalábamos, la depresión psicótica aúna síntomas clásicos depresivos y síntomas psicóticos. Si no aparecen signos de ambos grupos, se considera que se trata de un trastorno diferente.

Los síntomas depresivos pueden incluir, a grandes rasgos: 

  • Visión negativa ante la vida, el entorno, los demás y uno mismo.
  • Agitación o irritabilidad.
  • Retraimiento y tendencia al aislamiento social.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Sentimientos de desesperanza, culpa, odio hacia uno mismo, indefensión...
  • Anhedonia (pérdida de la capacidad de experimentar placer con actividades que anteriormente se disfrutaban).
  • Cambios en el apetito (a menudo, con ganancia o pérdida de peso).
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
  • Pensamientos suicidas.
  • Dificultad para concentrarse.

Por su parte, algunos síntomas psicóticos son:

  • Pensamiento y habla desorganizados.
  • Delirios (creencias falsas sin sustento real, pero firmemente mantenidas, afectando la conducta del paciente). Especialmente en la forma de miedos, sospechas o manía persecutoria.
  • Alucinaciones (percepciones que no responden a ningún objeto real; por ejemplo, oír voces o ver cosas que no están ahí).

Las personas con depresión psicótica, especialmente si no reciben tratamiento urgente, pueden tener problemas en su desempeño social y laboral. Por ejemplo, pueden descuidar su higiene y cuidados personales. Al mismo tiempo, algunos pacientes pueden desarrollar conductas agresivas o peligrosas, con lo que pueden suponer un riesgo para su propia seguridad o para la de los demás.

De hecho, el riesgo de suicidio es mucho más alto para los pacientes depresivos con síntomas psicóticos que para aquellos que no tienen estos síntomas (que, a su vez, ya tienen un riesgo bastante más elevado que el conjunto de la población).

¿Cómo se trata?

La depresión psicótica requiere tratamiento urgente, especialmente si hay razones para pensar que el paciente puede suponer un riesgo para sí mismo o para otros.

La estrategia a emplear suele combinar dos clases diferentes de medicamentos (antidepresivos y antipsicóticos) con psicoterapia. En los casos resistentes a este enfoque, la terapia electroconvulsiva puede ayudar a reducir los síntomas de ambos tipos.

Ante conductas suicidas, de autolesión o agresivas, el especialista puede prescribir el ingreso del paciente en un centro psiquiátrico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento