Siete estiramientos de yoga para aliviar enfermedades comunes

Existe evidencia de que determinadas poses de yoga pueden ayudar a mejorar ciertos síntomas comunes, como el dolor de cabeza o los problemas gastrointestinales.
Vinyasa Yoga
Una postura de yoga
Cristina Sosa Meliá
Vinyasa Yoga

Muchas de las infecciones más frecuentes que experimentamos las personas tienen una serie de síntomas comunes: fiebre, congestión, tos... Para ellas, tenemos una serie de remedios de uso diario. Entre ellos no solemos pensar en el deporte, y concretamente en algunos como el yoga, pero la ciencia indica que podrían ayudarnos jamás de lo que normalmente imaginaríamos. 

De hecho, como cita el portal de noticias sobre salud Healthline, existe abundante evidencia científica que apunta que algunos estiramientos de yoga son beneficiosos para reducir la inflamación, las náuseas o el vómito, así como los sentimientos de ansiedad y depresión, y que podrían mejorar los movimientos por el tracto intestinal. Estos son siete ejemplos que pueden ayudar a aliviar síntomas comunes.

La pose del niño

La pose del niño, en la que nos colocamos de rodillas con las piernas abiertas y las nalgas apoyadas en los talones y estiramos nuestros brazos hacia delante pegados al suelo, según algunos estudios, ayuda a aliviar las náuseas gracias a la relajación que proporciona de los músculos abdominales.

Piernas en la pared

Esta simple pose de yoga constituye lo que se conoce como una inversión, en el sentido en el que revierte el flujo de sangre hacia el cerebro. Ello mejora la circulación, reduciendo la hinchazón en las piernas y los pies. Al mismo tiempo, el hecho de que la cabeza no se coloque bajo el corazón asegura que no se produzca un incremento drástico de la presión en la cabeza, reduciendo el riesgo de dolor de cefalea.

Para ello, nos colocamos tumbados en el suelo, con el coxis pegado a una pared y las piernas estiradas en alto en paralelo a esa pared.

Pose modificada del camello

La pose del camello es una buena manera de abrir las vías respiratorias, lo que resulta ideal cuando se encuentran congestionadas por la producción excesiva de mucosidad. Esta posición se realiza colocándose de rodillas, con las piernas separadas por la anchura de las caderas y el torso recto; posteriormente, nos inclinamos suavemente hacia atrás con las manos inclinadas hacia el suelo, si es posible hasta tocar los talones. Con la cabeza inclinada hacia atrás, respiramos lentamente, abriendo las vías aéreas.

Pose de la cobra

De la misma manera que la pose del camello expande el pecho, lo que permite inhalaciones más profundas y mayores, la pose de la cobra también abre las vías aéreas. 

Para hacerla, hay que tumbarse en la alfombrilla con el vientre hacia abajo con las piernas estiradas y los pies apuntando hacia atrás. Se colocan las palmas en el suelo bajo los hombros, con los codos hacia atrás, y se levanta el dorso, tirando de los hombros hacia detrás y de la cabeza hacia arriba.

El perro mirando hacia abajo

Esta pose es otra inversión en la que se redirige el flujo de sangre hacia el cerebro y los senos nasales, lo que puede ayudar a aliviar síntomas como las cefaleas o la congestión.

Se realiza colocándose a cuatro patas, con las rodillas separadas por la distancia de las caderas. A continuación, se estiran las piernas, levantando la cadera y formando una V invertida. Los codos se rotan hacia el exterior y se tira de los omóplatos hacia detrás de las orejas.

Pose de la muñeca de trapo

Otra opción para aliviar el dolor de cabeza es trabajar en el alivio de la tensión muscular en la parte superior del cuerpo. Así, esta postura se comienza de pie, con los pies separados a la altura de los hombros; se levantan los brazos con las palmas enfrentadas, que se unen encima de la cabeza. Después se balancean los brazos hacia delante y se dobla levemente la cadera con las rodillas ligeramente dobladas. 

Pose del arado

La pose del arado coloca el tracto digestivo de manera que facilita los movimientos, con lo que resulta eficaz en el alivio de los problemas de índole gastrointestinal. 

Se inicia tumbándose bocarriba en el suelo, con las plantas de los pies apoyadas y las rodillas hacia arriba. Después, con los brazos estirados hacia la cadera con las palmas hacia abajo apoyadas en el suelo se levantan las piernas hasta apoyar las puntas de los dedos de los pies en el suelo por detrás de la cabeza.

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter.

Referencias

Sarah Garone. 7 Yoga Stretches to Help You Shake Off Sickness. healthline (2023). Consultado online en https://www.healthline.com/health/yoga-stretches-to-help-you-shake-off-sickness el 14 de septiembre de 2023.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento