Cinco porros semanales o cuando el consumo de cannabis se convierte en un grave peligro

La banalización de los efectos de la droga es uno de los retos de los expertos.
Los expertos advierten de que un cannabis con más del 10% de THC es siempre de riesgo.
Archivo
La banalización de los efectos de la droga es uno de los retos de los expertos.

Expertos en adicciones del Clínic-IDIBAPS (Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer) de Barcelona concluyen que el consumo de 5 o más porros a la semana implica un riesgo para la salud, según recoge Infosalus.

Los encargados del análisis, expertos participantes son profesionales de la salud mental, salud pública, atención primaria e investigadores que han trabajado en el consumo, prevención y tratamiento de riesgos en alcohol o cannabis, determinan que el consumo de riesgo se produce con el consumo de cinco o más porros a la semana, existen poblaciones en las que cualquier consumo, por poco frecuente e intenso que sea, implica un importante riesgo para la salud. Por ejemplo, en los menores de 21 años, embarazadas y mujeres lactantes, personas que padecen enfermedades físicas -cardíacas y respiratorias, sobre todo- o mentales.según, ha publicado este viernes el Hospital Clínic.

Consumo de cannabis en España

España es el país de la UE con mayor consumo de cannabis en el último mes (9% de la población) y uno de los que tiene mayor porcentaje de usuarios diarios o casi diarios (3,7%), el patrón de mayor riesgo, según los expertos. 

Además, un 15% de la población española de entre 15 y 64 años, y un 11% de los adolescentes piensa que consumir cannabis no tiene consecuencias sobre la salud, según los estudios del Programa de Encuestas sobre Alcohol y Otras Drogas en España (EDADES) y las ESTUDES de 2022 (Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias). 

"La baja percepción del riesgo de estas sustancias por los españoles, sumado a fuentes de información poco fiables o directamente o con intereses comerciales, dificulta que la población tenga acceso a mensajes de salud creíbles y basados en evidencia científica", afirman los investigadores del Clínic. 

Por su parte, el doctor Hugo López, jefe del grupo de Adicciones de IDIBAPS y vicepresidente de Socidrogalcohol añade que "cualquier consumo de cannabis de más del 10% de THC es un consumo de riesgo, así como el conducir bajo los efectos del cannabis o hacerlo si existen antecedentes familiares de trastornos mentales. El consumo de cannabis junto con otras drogas, incluyendo alcohol, también implica un consumo de riesgo".

Hacen hincapié en que la prevención es la clave para una alfabetización de la sociedad en el consumo de estas sustancias. "La prevención tiene que ser universal, basada en la evidencia y alejada de discursos sensacionalistas. En definitiva, debe ser creíble, coherente y sólida",  explica Balcells. Además, alertan de la necesidad de reducir aquellos estímulos de la sociedad que romantizan y ensalzan el cannabis. 

Los expertos han querido advertir de que el consumo de cannabis no es inocuo aunque se haya planteado su utilidad como tratamiento para algunas dolencias. Las personas con problemas de salud mental empeoran su bienestar y patologías mediante su consumo, que éste tiene riesgos también sobre la salud física; y concluyen que ninguna cantidad de cannabis es completamente segura. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento