'Manca finezza' (falta finura)

VICENTE VALLÉS. PERIODISTA
Vicente Vallés
Vicente Vallés
20 minutos

Si el problema de Cataluña se hubiera producido en la Italia de los años 70, Giulio Andreotti habría encontrado la fórmula. Era un democristiano purasangre: maquiavélico, retorcido y cínico. Siendo la Transición española una labor de virtuosismo, el hábil político italiano dijo que, aun así, "manca finezza" (falta finura). Andreotti habría hecho un ejercicio churrigueresco con la carta de Puigdemont: concluir que no se ha instalado fuera de la ley al asegurar que el Parlament podría declarar "la independencia que no votó el día 10 de octubre". Agarrado ese párrafo por los pelos, paralizado el 155 y dando carrete a una estéril esperanza de negociación, Moncloa podría haber ganado tiempo y provocado la confusión general. Y no hay armamento más dañino que provocar su confusión. Pero ya no hay acuerdo que pueda satisfacer a todos. Solo cabe que uno gane y el otro pierda. No es lo óptimo, pero es lo que hay. Salvo sorpresa, que no es descartable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento