8 de marzo: ¡Pacto de Estado ya!

SARA HERNÁNDEZ BARROSO. SECRETARIA GENERAL DEL PSOE DE MADRIDOPINIÓN
Sara Hernández Barroso
Sara Hernández Barroso
EFE

El 8 de marzo nos golpea, un año más, con puños manchados de sangre, los puños de aquellos que los utilizaron este año contra las 24 mujeres que hoy no pueden reivindicar igualdad para ellas y para las demás, que no pueden vivir libres del miedo, que no pueden proteger a su hijos de sus agresores, mujeres que no pudieron vivir su pasado en libertad y les arrebataron el futuro. Hoy nos faltan 24 mujeres que se unen a tantas otras que les arrebataron la vida en nuestro país a lo largo de estos años, a las mujeres que nos faltan en Europa, a las millones de mujeres que son asesinadas en un mundo que no protege contra una lacra machista que provoca más muertas que el terrorismo.

Cuándo tienen que saltar las alarmas, cuántas mujeres tienen que morir, cuántos hijos tienen que quedarse huérfanos, cuánta violencia debe soportar una mujer para que acordemos entre todos y todas medidas a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, medidas concretas y con dotación presupuestaria destinadas a la prevención desde las aulas, educación a favor de la igualdad desde los primeros años de escolarización hasta el final de la educación obligatoria, medidas y dotación presupuestaria a favor de la conciliación de la vida profesional y personal, medidas que fomenten la empleabilidad femenina dentro de las empresas con igualdad salarial a mismo nivel profesional, medidas y dotación presupuestaria destinada a la asistencia social de las víctimas y sus hijos.

La violencia contra las mujeres no entiende de ideología ni de diferencias económicas, no entiende de nacionalidades ni de edad; la violencia contra las mujeres entiende de género, se ejerce contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres y es por esto mismo por lo que las administraciones deben de emplear todos sus esfuerzos en proteger a un sector de la población que se encuentra en peligro.

Hoy, 8 de marzo, quisiera salir a la calle a celebrar el Día Internacional de la Mujer, pero hoy es un día para reivindicar y recordar que nos faltan muchas y que otras están en peligro. Mientras no estemos todas, seguiremos luchando las que desde nuestros ámbitos podemos ejercer presión y gestionar para que el miedo no forme parte de la vida y para que la libertad de la mujeres en todos los ámbitos de su vida sea algo de lo que no tener que hablar porque ya sea una obviedad. La palabra democracia no completará todo su significado mientras haya una sola mujer a la que se le antepongan barreras por ser mujer, pero hay otra palabra: valentía, y esa palabra, que adquiere valor de título, lo tienen todas aquellas mujeres que dieron su vida para que el resto podamos estar hoy aquí luchando por los derechos de todas. La igualdad real no puede esperar, bastante ha esperado ya, la igualdad real no es una lucha solo de las mujeres, es una lucha de todos para todas por una sociedad que quiere vivir y convivir en libertad.

Otros testimonios:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento