Empieza la cuenta atrás de un mes de enero de vértigo salpicado de citas judiciales y de negociaciones políticas que nos arrastrará hasta el último día del mes, el 31 de enero.

El calendario judicial comienza este jueves con la comparecencia de Oriol Junqueras ante el juez del Supremo Pablo Llarena quien debe decidir si mantiene la prisión preventiva al ex vicepresidente, y todo apunta a que así será hasta el punto de que su abogado ya ha desvelado que Junqueras pedirá que le trasladen a una prisión catalana para poder acudir a los plenos del Parlament, e incluso para ser investido president de la Generalitat en el caso de que no lo sea Carles Puigdemont.

Puigdemont es el candidato a president para JuntsxCat, la cuestión es cómoEsta es la siguiente incógnita ¿será Puigdemont el próximo president? Cabe recordar que la campaña electoral de JuntsxCat giraba en torno al lema 'Puigdemont president' y tal y como explicó en una entrevista a 20minutos el objetivo final era restituir el Govern cesado en aplicación del artículo 155 y por tanto la institución de la Generalitat con el president al frente. La cuestión es cómo.

En esa dirección se están buscando fórmulas imaginativas como plantear la casi imposible reforma del reglamento del Parlament (de nuevo recurriendo a las vías exprés) que permita la investidura telemática de Puigdemont desde Bruselas, evitando así entrar en España y ser detenido en cumplimiento de la orden judicial que pesa sobre él. De esta forma, Puigdemont busca ser president de la Generalitat en el exilio y equipararse a Companys, Irla y Tarradellas para continuar con la estrategia de "internacionalizar el problema de Cataluña".

La contrarreloj empieza el 17 de enero con la constitución del Parlament que irá restando diez días hasta llegar al pleno de investidura del nuevo president de la Generalitat. Y la casualidad ha querido que el 15 de enero se conozca la sentencia del 'caso Palau', conocido también como el 'caso del 3%' sobre la financiación irregular de CDC.